Archive for the tag 'Urticaceas'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ORTIGA

Andrés Rodríguez González Marzo 3rd, 2020

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ORTIGA Urtica dioica 

Planta perenne perteneciente a la familia de las Urticáceas, presente en zonas templadas y tropicales, su especie más difundida es la Urtica dioica. Su nombre “urtica” significa “quemar”,  y es debido se debe a la sustancia que desprende la planta al entrar en contacto con la piel que produce picor y sensación de quemazón.

Tallos son erectos y cuadrangulares y pueden medir entre 50-150 cm, sus hojas son alargadas y con los bordes aserrados, y su raíz resiste al frío invernal. Sus flores, de color amarillento aparecen entre mayo y julio. Tanto sus tallos como las hojas se encuentran recubiertos de unos pelos huecos, llenos de un líquido urticante que contiene ácidos orgánicos  a base de histamina y acetilcolina. Estos pelos son muy quebradizos y, cuando se rompen, inyectan en la piel el líquido, induciendo una sensación de ardor y picor.

Aunque se trata de una “mala hierba”, la ortiga es una planta que se ha consumido desde tiempos antiguos debido a sus numerosos beneficios. 

El momento óptimo para recolectar la ortiga es a partir del verano, cuando la planta presenta flores amarillas. A la hora de cocinarla, se puede comer como las espinacas, es posible preparar revueltos y tortillas, aunque también sirve para elaborar infusiones.

Valor nutricional por cada 100 gramos: Calorías 309 kcal, grasas 3,9 g, glúcidos 25,6 g, proteínas 30,9 g, fibra: 23 g.

La ortiga es un alimento altamente nutritivo y una buena fuente de energía. Además, contiene abundante fibra que ayuda a combatir el estreñimiento y alivia el tránsito intestinal. Por otro lado, tiene propiedades diuréticas que permiten eliminar toxinas. También ayuda a proteger el estómago, la producción de bilis y favorece la digestión. Asimismo, contiene hierro, que ayuda a combatir la anemia y favorece la producción de glóbulos rojos. También cuenta con ácido fólico, indispensable entre mujeres embarazadas y niños en edad de desarrollo. Es rica en clorofila, flavonoides, taninos, ácidos orgánicos (acético, cítrico, butírico), sales minerales (hierro, azufre, manganeso, potasio), carotenos, histamina y acetilcolina, y vitaminas A, B2, K1 y ácido fólico.

Crece en suelos húmedos y ricos en nitrógeno. Su hábitat predilecto son las cercanías de las viviendas, jardines, bordes de terraplenes, vertederos y terrenos baldíos. Es una planta nitrófila, es decir que gusta de terrenos donde la actividad del hombre es importante, soporta una gran cantidad de nitratos en el suelo y se encarga de procesarlos. Además, fortifica y estimula la flora microbiana de la tierra y la vegetación. Acelera el compostaje, refuerza las plantas, lucha contra la clorosis y favorece la fotosíntesis.

En cuanto su uso en agricultura, la ortiga es un buen repelente contra insectos y favorece las defensas naturales de las plantas. Además, se utiliza como abono orgánico rico en nitratos, ya que es bioestimulante del suelo y un buen activador del compost.

Florece de Junio en adelante y se recoge la planta entera, dependiendo del uso que se le vaya a destinar. Puede utilizarse seca o recién recogida. La recolección debería ser antes de la floración, y el secado debe realizarse lo más rápidamente posible.

Se utiliza la planta entera excepto las raíces, principalmente las hojas, aunque también pueden utilizarse tallos y frutos.

Con ella se fabrica un extracto o purín de ortiga muy utilizado en jardinería, ya que tiene propiedades beneficiosas para el huerto por ser rico en calcio, potasio y nitrógeno de asimilación rápida por las plantas. Es también un buen repelente contra pulgones, moscas blancas, hongos y otros parásitos. Es debido a que fortalece las defensas de las plantas previniendo enfermedades y afecciones y estimula el crecimiento de las mismas.

La obtención del extracto fermentado es muy sencilla. Se recolecta la planta antes de su floración o cuando empiecen a salir las flores. Se recoge 1 kg de la planta sin raíz. Se meten en un cubo con 10 litros de agua y con algún objeto de peso, para que se mantengan en el fondo. Dejamos macerar las plantas unos 15 días, procurando removerlas cada uno o dos días. Pasado este tiempo, el agua se volverá de color oscuro y despedirá un olor desagradable debido a la fermentación. El extracto estará listo cuando no se desprenden burbujas y haya una película cubriéndolo. A continuación, se filtra el líquido para quitarle los restos de hojas y se guarda en una botella.

Se puede utilizar directamente para acelerar la descomposición del compost. Si se utiliza en el suelo para estimula el crecimiento de las plantas es necesario diluirlo 1/10 (1 litro de preparado por 10 de agua). Si lo queremos utilizar sobre las hojas la dilución es mayor, 1/20. Ayuda a la germinación y estimula el crecimiento y ayuda a combatir la clorosis. Si es para impedir que los parásitos de plagas ataquen nuestras plantas, la dilución debe ser mayor, 1/50. Ácaros, pulgones,…

Es preferible aplicarlo en días nublados, por la mañana o por la tarde cuando esté cayendo el sol, cada 10 o 15 días.

Al ser un producto natural, se puede utilizar durante todo el año y no deja residuos.

Si se quiere potenciar su efecto, podemos combinarlo con extracto de cola de caballo.

Existen en el mercado extractos ya preparados que soportar tener los malos olores que se general al prepararlo en la casa.


Bibliografía

https://www.lavanguardia.com/

https://www.planetahuerto.es/