Archive for the tag 'pinsapar'

Calendario Natural para febrero de 2012

Andrés Rodríguez González Febrero 5th, 2012

Año bisiesto y cambios “patras”.
Un año común dura 365 días, pero el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa alrededor del Sol es de 365 días y 6 horas aproximadamente. Para corregir este desfase, se establecieron los años bisiestos, que consisten en añadir, cada cuatro años, un día al mes más corto, febrero, de forma que un año bisiesto tiene 366 días. Pero con el antiguo calendario juliano, que consideraba bisiestos todos los años divisibles entre cuatro, seguía habiendo un desfase debido a que un año no dura exactamente 365,25 días, sino un poco menos, de modo que en el actual calendario gregoriano, que es el que tenemos en vigor, se adaptaron nuevas reglas para el cálculo de los años bisiestos. Así, se consideran años bisiestos los divisibles por 4, excepto los divisibles por 100, salvo los que de éstos, sean divisibles por 400. Aún así, sigue habiendo un pequeño desfase de 24,25 segundos por año, con lo que se supone que dentro de 3.000 años se habrá acumulado un día de más. Pero esto no es completamente predecible ya que, ni las cifras son exactas, ni la velocidad de rotación de la Tierra se mantiene constante a lo largo de los siglos.
A los años bisiestos se les achacan ciertas propiedades mágicas y al 2012 en concreto, más aún. Algunos creen que, según los aztecas, se acabará el mundo, otros, como yo, pensamos que eso no depende de un número o una cifra, depende de la estupidez humana. ¿Hemos llegado a la culminación de la gilipollez humana en éste año?. No lo sé, pero si tenemos capacidad de acabar con la vida en el planeta, de una forma lenta con el cambio climático  y de forma rápida con las bombas nucleares. Tenemos potencial nuclear para destruir nuestro mundo varias veces, al menos la vida tal y como la conocemos y concebimos, con la especie humana en la supremacía; pero cuando destruyamos esta vida que conocemos, otros seres vivos como los insectos nos sustituirán, la vida no acabará cuando termine la especie humana, como decía mi admirado E. O. Wilson, no somos el elemento privilegiado de la Tierra somos el gran exterminador.


La foto que ilustra es del pinsapar de Ronda. Los pinsapos (Abies pinsapo Boiss.) es una especie de abeto característica de la Serranía de Ronda.

Mientras el proceso de cambio climático causado por la especie humana sigue imparable. Tenemos un año hidrológico con tan pocas precipitaciones como los de la última sequía, acompañado con fenómenos catastróficos como una tormenta polar con temperaturas gélidas. A nivel de estado español seguimos sin objetivos que nos unan como nación y sin criterios comunes en temas básicos, a cada cambio de gobierno tenemos sistema educativo nuevo (y nuestros alumnos cada vez tienen menos conocimientos y son menos competitivos a nivel europeo), sistema sanitario nuevo (lo que ayer era aborto legal, mañana dejará de serlo), justicia nueva (y los ladrones siguen sin devolver lo robado). A una ministra de “Medio Ambiente” que decía que había que derribar El Algarrobico, sigue un ministro que ahora es de “Agricultura” que dice que la mejor manera de preservar la costa es construir en ella, a un gobierno autonómico andaluz que se autotitula “socialista” que concibe el medio ambiente como un parque temático, puede seguir un gobierno presidido por un señor “popular” que sigue creyendo que el milagro económico es el ladrillo y el empleo está representado por camareros y las señoras de la limpieza de la costa. Como siempre, tanto en bonanza económica con en las crisis, el gran perdedor es el Medio Ambiente español.

Calendario Natural septiembre 2.010

Andrés Rodríguez González Septiembre 5th, 2010

Gota fría,  alimoches serranos e insensibilidad administración andaluza
La única pareja reproductora de Alimoches de la provincia de Málaga, que vivía en las montañas entre Teba y Cañete a aparecido muerta. En la provincia de Málaga existen otros alimoches pero estos eran los únicos que cada año sacaban un pollo adelante. La muerte de estos animales protegidos se ha producido hace pocos días, aún se está investigando la causa y se está buscando al pollo que habían sacado éste año, mientras se averigua cual es la causa, con carácter inmediato se debería cerrar el coto de caza.
Dicen que tendremos Gota Fría este año,  este fenómeno atmosférico ocurre a finales de verano y comienzos de otoño en la zona costera mediterránea por determinadas causas: se necesita que el agua del mar Mediterráneo este bastante caliente después de un verano duro, cosa que ha ocurrido este año, cuando el varano llega a su fin y las temperaturas en la zona costera descienden entonces se produce una evaporación intensa del agua del mar, vapor que sube a capas altas de la atmósfera, si allí, ese aire cálido y húmedo, se encuentra con capas de aire muy frío que se haya desplazado hacia el sur  procedente del  norte de Europa, entonces se producen grandes lluvias en pocos días con posibilidad de inundaciones y destrozos en las infraestructuras, este fenómeno  que se agrava por existir cadenas montañosas cerca de la costa mediterránea española (aumenta la fuerza del agua), ocupación por medio de construcciones en los cauces de agua (impide que el agua se desplace hasta el mar) y eliminación de la vegetación de ribera (impide la erosión). Estas posibilidades se dan en la zona costera tan solo puede faltar un ingrediente, que existan masas de aire frío procedente del norte de Europa en capas altas de la atmósfera. Eso no se puede saber con tiempo, tan solo con unas pocas horas de antelación, por eso suelen ser tan peligrosas las Gotas Frías, no avisan de que se van a producir.
Mientras que el gobierno central del Estado pretende ampliar la zona de protección del Parque Nacional de Doñana con la inclusión del ecosistema de las Dunas, el gobierno andaluz va a recurrir dicha medida, ya que según dice, “Doñana ya está suficientemente protegido”. Para quien no lo sepa, el ecosistema dunar costero de Doñana es algo único en el mundo, cualquier administración con un mínimo de sensibilidad ambiental estaría orgullosa de protegerlo.

Precioso saltamontes en una rama de pinsapo, foto obtenida este verano en el pinsapar de la Sierra de Las Nieves.

Hiedra

Andrés Rodríguez González Diciembre 11th, 2007

Hiedra.
Hedera helix L.

Pertenece a la misma familia que el Ginsen, pero no podemos pensar que es un grupo pequeño, son 55 género muy abundantes en las zonas tropicales. Son plantas leñosas casi todas, muchas trepadoras y productoras de esencias y resinas. Popularmente se nombra como Yedra.
La hiedra tiene hojas durante todo el año, se fija con firmeza a los objetos en contacto con la planta que pueden ser seres vivos o rocas. En el caso de la fotografía, una hiedra crece aprovechando un chopo en la ribera del Guadiaro cerca de La Pasa de Gibraltar.
Las hojas de esta planta  son duras y lustrosas, más verdes por el haz que por el envés, se disponen alternas sobre las ramas, existen hojas de dos tipos, en las ramas con flor son enteras y las demás en forma de palma. Las flores se reúnen en ramilletes son de color verdoso, el fruto parece un guisante, al principio es verde y después pasa a ser negro.
Se cría en las zonas boscosas y húmedas tanto en ribera como en el pinsapar, también es frecuente ver hiedras tapizando paredes rocosas, como en el Tajo de Ronda y en Manaderos.
Existen dos variedades más importantes aunque en jardinería se han desarrollado otras muchas.
El nombre Hedera ya lo utilizaban los romanos, según algunos autores deriva de la palabra Haedere que significa estar adherido.
Las hojas en uso externo se han utilizado para  acelerar la cicatrización de úlceras, los frutos son tóxicos por lo que es necesario tener mucho cuidado con ellos.
Cuenta Catón que de los troncos se hacían vasos que permitían reconocer el vino aguado ya que al echar el vino, este se filtraba quedando el agua que lo “bautizaba”, el gran botánico Laguna que contaba esta ingenuidad, decía con cierta sorna, que mejor debería ocurrir al revés, que el vaso de hiedra dejara el vino puro y eliminará el agua.


 

« Prev