Archive for the tag 'Parra del Japón'

Plantas de la Serranía de Ronda: Falsa Parra

Andrés Rodríguez González Diciembre 17th, 2013

Falsa Parra, Parra Virgen.

Su nombre científico es Parthenocissus tricuspidata

Es una planta cultivada que tiene muchos nombres comunes o vulgares, además de los dos con los que he dado origen a este artículo, Parra de Virginia, Viña de Virginia, Parra del Japón, Ampelopsis, Hiedra japonesa, Enamoradas del muro y Vid de doncella.

Pertenece a la Familia botánica de las Vitáceas, como las vides. Procede de China y Japón.

Se trata de un arbusto trepador que puede llegar a una altura de hasta unos diez metros, su crecimiento es muy rápido por eso y el bello color rojo que toman sus hojas cuando van a caerse en otoño, es una planta muy utilizada para tapizar grandes muros, paredes y fachadas. Se cultivan muchas variedades algunas con otros tonos diferentes al rojo. No es exigente en cuanto a tipo de suelo, tampoco a clima, se cultiva tanto a sol como a la sombra, si bien la exposición al sol favorece la aparición de coloraciones vivas en otoño.

Posee unas hojas muy pecioladas, de formas bastante variables, desde algunas variedades que las hojas son casi enteras, redondeadas o acorazonadas, a dentadas o divididas, hasta formas con tres lóbulos. Sus flores son muy pequeñas pero con gran contenido en nectar. El fruto es achatado y de 6-8 mm de diámetro, de color azul oscuro. Posee unos zarcillos que terminan en ventosas que se agarran a las paredes por muy lisas que estas sean, por esa causa son muy trepadoras. También es muy resistente a las temperaturas, soporta fuertes heladas  de hasta  menos quince grados y calor fuerte en verano. En lo único que es exigente es que necesita un suelo bien drenado, por lo que si la vamos a cultivar en suelo arcilloso, es conveniente mezclarlo con arena gruesa o chinos. Necesita riego regular, más frecuente cuando la planta aún es joven y con escasas raíces.

Es conveniente abonar con materia orgánica, estiércol, compost, mantillo, en invierno y en primavera con fertilizante mineral.

Se puede podar sin problema pero no es conveniente dejar que los zarcillos alcancen los canalones del tejado o las tejas.

Se puede multiplicar por semillas plantadas en otoño o en primavera después de haberlas estratificado durante 2 meses a más o menos 4ºC. Más fácil es propagar por esquejes. Las estacas de madera tierna tomadas a fin del verano enraízan con facilidad bajo vidrio o plástico, al igual que lo hacen las estacas de madera dura (madera del año anterior) plantadas en primavera.

El problema de esta planta, además de ser necesario controlar su crecimiento es que puede enfermar por muchas causas, como Mildiu, un hongo que provoca manchas amarillas en el haz que después se tornan parduzcas en el envés, correspondiendo con ellas aparece un moho blanco si las condiciones de humedad son favorables. Cuando el ataque es intenso, las hojas pueden caer en gran número, se puede combatir con oxicloruro de cobre. Los tratamientos deben ser preventivos y en climas húmedos deberán repetirse para proteger el follaje. También puede enfermar de Manchas en las hojas, Oidio, Podredumbre de las raíces por Rizoctonia, Negrilla que aparece sobre la melaza que excretan las Cochinillas, por lo tanto se debe controlar las Cochinillas. La pulguilla de la vid Haltica ammpelophaga ataca también a la Parra virgen y puede tratarse. Mosquito verde. Diversos pulgones pueden invadir las hojas,  y ácaros como la Araña roja.

La foto ha sido gentilmente cedida por Isabel Martín.