Archive for the tag 'Meseta de Ronda'

PAISAJE DE LA SERRANIA: Nacimiento y Arroyo de La Ventilla

Andrés Rodríguez González Mayo 30th, 2013

PAISAJES DE LA SERRANIA

Nacimiento y Arroyo de La Ventilla.

Con Vicente Astete

Las coordenadas de Nacimiento de la Ventilla son 36º47´22´´N  5º06´12´´O

Se origina en el contacto de las Sierra Blancas con el material Miocénico de la Meseta de Ronda, junto a la base del antiguo puente de La Ventilla, en la confluencia del Cordel de los Pescaeros que viene de la costa con la Cañada Real de Ronda a Córdoba y la Cañada de Málaga a Sevilla. Hasta la construcción del ferrocarril a este punto llegaba también el Camino a El Burgo por el Puerto del Viento. A su alrededor existe un descansadero utilizado por muchas personas como un área de ocio y expansión donde juegan los niños y pasean las personas mayores. Una lástima que no sea arreglada y atendida ni por la administración local de Arriate, ni la de Ronda, ni tampoco por la Junta de Andalucía.

El potente nacimiento de la Ventilla suministra agua al municipio de Arriate y le sobra para alimentar al torrente del Chorrero para dar origen al mejor conservado bosque en galería de toda la Serranía de Ronda: El Arroyo de La Ventilla.

Rutas de ARACA: RUTA desde RONDA a CAÑOS SANTOS

Andrés Rodríguez González Febrero 21st, 2013

RUTA desde RONDA a CAÑOS SANTOS

Diferenciar un caminante de un marchador es fácil; el primero no compite, disfruta de sus paseos, casi siempre gusta de ir acompañado, contempla el paisaje, hace fotos, graba en video, se para a charlar (o al menos saluda) con los pastores o con otros caminantes que encuentre en el campo; un marchador se establece unas metas, compite con otros o consigo mismo, no tiene tiempo para ni siquiera saludar a las personas con quienes se cruza. Diferenciar un caminante (o senderista que nos llaman ahora) de un corredor es más fácil aún, el caminante tiene cara de felicidad, el corredor, de sufrimiento.

El día 17 de febrero 18 caminantes con muy buena cara y mejor humor nos dispusimos a realizar una cómoda ruta por terrenos casi llanos, dispuestos a disfrutar del paisaje y la buena compañía, ni la distancia de casi 28 km ni la anunciada lluvia, eran impedimentos a tener en cuenta.

Vamos a recorrer un Paisaje característico de la Serranía de Ronda y que forma una unidad muy interesante, la llamada Meseta de Ronda.

Partimos del cruce de la circunvalación, en el Polideportivo. Para evitar el tramo monótono y conocido de la Cañada Real que atraviesa los llanos de Espejo, no cruzamos la carretera de Ronda a Campillos, vamos por el carril que pasa por detrás del Cimbra y por el cortijo de Los Vicentes nos encaminamos al Cortijo de Los Pinos, atravesamos el olivar para salir de nuevo a la Cañada Real justo detrás de la gasolinera de Los Pinos. Muy cercano ya está el Puente de la Ventilla desde donde se origina un bien conservado bosque en galería que merece la realización de una bonita ruta otro día. Ascendemos por la trinchera  de la vieja carretera adornada de curiosas formaciones geológicas de la época Miocena, pasamos bajo el puente de la nueva carretera que salva la vía del tren. A nuestra izquierda queda el olivar y cortijo de Las Fatigas, a la derecha la vía del tren. El enorme carril por el que andamos se transformará cuando la crisis lo permita en la carretera de circunvalación de Arriate, esperemos que la construcción de esa carretera en el futuro no afecte a la Cañada Real de Osuna a Ronda, por donde ahora marchamos.

Pronto llegamos a La Parchite, pasamos junto a unos viñedos con elaborada portada y 2 Kms más adelante, en dirección norte, encontramos el Cortijo de Las Monjas donde existe un rebosadero de agua; paramos un momento a reponer fuerzas y seguimos para no perder ritmo, en unos 3 Kms más adelante llegamos al Puerto del Monte, junto a la carretera de Arriate a Setenil que queda a nuestra izquierda para volver a tomar la Cañada Real de Osuna a Ronda. Un hermoso encinar adehesado a la derecha del recorrido nos muestra lo que fue esta zona hace unos cien años, pero los cultivos agrícolas y olivares han reducido el encinar a pequeños restos junto a los caminos, en los arroyos o en algunas fincas empeñadas en su conservación. El camino cruza la carretera de Setenil a la Cueva y continua por estas zonas llanas o de pequeñas cuestas para descender de una de ellas hasta un cruce, a la izquierda parte el camino a Setenil, nosotros seguimos al frente, salvamos un profundo corte en el suelo que las lluvias han provocado, preciosas vistas de Setenil y las Sierras de Grazalema nos acompañan. El penacho de nubes en el S. Cristobal anuncia que las lluvias están próximas. Más adelante cruzamos a carretera de Alcalá del Valle (a la izquierda) a Cañete la Real (a la derecha), continuamos por el carril, ya mojándonos con fina lluvia, que ahora asciende entre campos de cultivo hasta llegar a un cruce de carriles, a la derecha se ve un enorme cortijo de piedra y un carril que va en dirección a Cañete, al frente continua la Cañada en dirección a Osuna, nosotros giramos en oblicuo por un carril a nuestra izquierda, un corto recorrido nos lleva a la entrada de un cortijo con enormes cipreses, La Munición, cruzamos la carretera que se dirige desde Alcalá a Almargen para continuar por un carril que asciende una suave loma. Los cultivos de cereales y los olivares requieren una continua labor en el campo que, como ha ocurrido este año, las lluvias convierten en barrizales que evacuan las aguas formando torrenteras y erosionan poderosamente los suelos. El carril terrizo que traemos pronto se divide en dos, tomamos el de le derecha, un camino asfaltado estrecho flanquedado de algunos quejigos que indican que la zona es húmeda  nos lleva junto a un cartel indicador a la entrada del Monasterio de Caños Santos. Descendemos una empinada cuesta, olivos, encinas, zarzaparilla, abundante matorral y una magnífica valla de madera nos llevan hasta la cuidada restauración del Monasterio, sus cuevas (donde la leyenda dice que se apareció la Virgen), las fuentes, las magníficas vistas sobre la Sierra de Pruna y el profundo valle por cuyo fondo discurre la carretera de Jerez a Antequera, marcan el final de nuestro recorrido y el límite de la comarca de la Serranía de Ronda, en concreto del paisaje de la Meseta.

Las fotos son de Vicente Astete y las gráficas han sido elaboradas por Jesús Ripalda.


Han sido casi 28 Kms que hemos recorrido en unas seis horas.

Ruta de Ronda a Caños Santos (previo)

Andrés Rodríguez González Febrero 11th, 2013

LA PRÓXIMA RUTA PREVISTA DE ARACA ES DE RONDA A CAÑOS SANTOS (ALCALA DEL VALLE) POR EL PUERTO DEL MONTE.

REGRESO EN AUTOBÚS (que pagamos entre los que regresemos en él).

DÍA 17 DE FEBRERO. LA HORA DE SALIDA DESDE RONDA SERÁ A LAS 9H 30 DE LA MAÑANA, DESDE EL POLIDEPORTIVO DE LA CIRCUNVALACIÓN.

BREVE DESCRIPCIÓN…Sin dificultades para su realización, discurre por la Cañada Real Ronda Osuna, son terrenos del paisaje típico de la Meseta de Ronda, campos de cultivo y olivares ocupados antiguamente por encinar.

PUNTOS DE INTERÉS…Antigua estación de tren de La Parchite, Puerto del Monte, límite provincial Málaga-Cádiz, Cañada Real de Ronda a Osuna y Monasterio de Caños Santos.

KM DE RECORRIDO… 27

Ruta de Ronda a Alpandeire por Encinas Borrachas y el río Audalazar.

Andrés Rodríguez González Octubre 29th, 2012

Ruta de Ronda a Alpandeire por Encinas Borrachas y el río Audalazar.

ARACA a través de Andrés Rodríguez Glez. ofrece esta ruta que también pueden leer en www.laserranianatural.com

Características Generales

El día 13 de octubre de 2012, treinta y tres andadores hicimos el recorrido desde Ronda a Alpandeire por EL Puerto de Encinas Borrachas y el río Audalazar. Se trata de un hermoso recorrido que nos permite recorrer tres paisajes muy diferentes de la comarca de la Serranía de Ronda, salimos de la Meseta, pasamos a las Sierras Blancas o calizas y llegamos al Valle del Genal. Tres zonas con suelos muy diferentes que dan paisajes con características muy peculiares, esta es una de las muchas características de la Serranía, en pocos kilómetros se puede  pasar de unos paisajes a otros absolutamente diferentes. Fueron tan sólo 18 Kms en los que ascendimos desde Ronda hasta el Puerto de Encinas Borrachas para bajar con gran brusquedad y ciertas dificultades hasta el precioso pueblo de Alpandeire.

Descripción

Punto de inicio es la plaza del barrio de  S. Francisco, continuamos por la calle del mismo nombre hasta que dicha calle se convierte el carril después de dejar atrás el antiguo convento y actual colegio. El carril es cortado por la carretera de circunvalación que debemos cruzar con cuidado. Un indicador con el nombre de “Portal de Romero” nos muestra que vamos bien orientados. El camino se estrecha hasta convertirse en un sendero tapizado de plantas trepadoras como la zarzaparrilla, pasamos cerca de la Casa de la Luna para acabar en el carril de la Yerbabuena o del Pilar de Cartajima que está asfaltado hasta prácticamente el Pilar de agua.  Zarzas, coscoja, hiedras, algunos nogales, olivos  y algunos pinos nos acompañan. En un cruce de caminos a la izquierda parte el antiguo camino que una vez superado el arroyo de Las Culebras se dirige hacia Cartajima. Sin cruzar el arroyo, debemos descender hasta las cercanías del curso de agua para llegar al cercano Pilar. Una vez reagrupados y tras beber las frescas aguas del chorro de agua que llega al pilón, marchamos por un camino junto al arroyo que lo llevamos siempre a nuestra izquierda. Los chopos acompañan a tramos el curso de agua. La fuerza erosiva del agua a causa de las aguas caídas ha destrozado el carril haciendo profundos cortes en el terreno y partido numerosos árboles y matorrales. Pronto el carril (lo que queda de él) desaparece para convertirse en un estrecho sendero limitado por el arroyo y la valla de limitación de una propiedad que ha asumido como suyos los restos de un curioso acueducto de nombre “la Yerbabuena” que traía agua al barrio de S. Francisco. Cuando salimos del estrecho camino llegamos a un amplio carril, lo tomamos, en ascenso a la derecha, es un carril encementado, pronto aparecen dos caminos paralelos al principio, tomamos el de la izquierda que asciende hasta las cercanías de un poste transformador de luz, a partir de él, el carril cambia a una débil vereda que asciende hasta un cerro desde donde se ve la carretera de Algeciras y unas ruinas de la casa de peones camineros, ese es nuestro objetivo, es fácil, solo tenemos que seguir la línea que marcan los postes de la luz. En la antigua casa de peones camineros situada junto a la carretera paramos un momento y para continuar por el borde de la carretera unos 50 metros, justo cuando encontramos un poste indicador de carreteras que marca el punto Km 6, cruzamos la carretera y buscamos una angarilla en una alambrada, la cruzamos y dejamos de nuevo cerrada.  Estamos en la antigua carretera que desde Ronda iba al Puerto de Encinas Borrachas, atrás queda la carretera actual y ahora iniciamos un continuo y más bien duro ascenso, a unos 4,5 kms del inicio de la ruta, el carril se bifurca, vamos por el camino de la derecha que se cuela entre dos paredes de rocas, a la derecha encontramos una alambrada que es doble, quizás para que los animales del interior de la finca no se escapen, en descenso llegamos a la fuente del Higuerón. En la finca que queda a la derecha, Coto Alto, se ve una extraña construcción, una especie de lago adornado de imitaciones de columnas clásicas. Siempre en descenso llegamos a un cruce, a la derecha tenemos la entrada a Coto Alto, con una enorme portada, es un camino público aunque la vigilancia de la propiedad cuida con celo que no se salga nadie del trazado del camino, en caso de seguir por ahí, llegaríamos al Tajo del Abanico, pero nuestra ruta es a la izquierda, siguiendo una indicación que marca “Cañada Real”. Pronto alcanzamos un llano, en realidad es una enorme dolina, una formación geológica característica de los paisajes calizos, también se aprecian restos de una calzada ¿romana?,  y los restos de un dolmen, llamado de Encinas Borrachas. Una cancela nos lleva a la carretera, por ella marchamos un corto tramo en dirección a Algeciras. Estamos en el Puerto de Encinas Borrachas también llamado Arrebatacapas, a 1.000 metros de altitud y a unos 8 kms de incio de la ruta. Trás un corto recorrido por la carretera la abandonamos por la izquierda para pasar, por una estrecha cancela, a un camino mal conservado que desciende bruscamente hacia el suroeste. El terreno está muy erosionado, tan solo algunas matas de encinas y algarrobos están presentes además de las molestas aulagas y las grandes matas de retama. Toda la zona está siendo repoblada con pinos. En nuestro descenso pasamos por el Dolmen de los Monteros y la fuente del mismo nombre. Hemos de tener cuidado con no perder la vereda hasta llegar a una cancela a partir de la cual el camino está ya bien marcado. Rocas de naturaleza margocaliza con caprichosos pliegues marcan el camino, cuentan que las tropas francesas fueron hostigadas y diezmadas en estos desfiladeros durante la Guerra de la Independencia.  En un lateral del camino encontramos la Fuente de la Piedra, los rosales silvestres y las retamas son contemplados por los abundantes buitres que pasan en dirección al sur, se ven algunas colmenas de corcho, las adelfas en los arroyos indican la presencia de humedad en los cauces y que la temperatura es más elevada en estas laderas por su orientación hacia la solana. El camino sigue descendiendo paralelo al cauce del arroyo hasta llegar a unas ruinas, es el cortijo de la Mimbre, por la derecha entra un arroyo acompañado de chopos, almendros, nogales, granados e higueras, lo pasamos al otro lado, el arroyo ahora discurre por nuestra izquierda según descendemos a media ladera, va quedando cada vez un poco más lejos, no debemos descender demasiado para no perder el camino. Un hombre de la zona que encontramos nos cuenta que el camino que va junto al río ha sido destrozado por las fuertes lluvias, por lo tanto hemos de dar esta pequeña vuelta para evitarlo.

Los matagallos, encinas, jaras y la amplia gama de vegetación  nos indican que el tipo de suelo ha cambiado, de calizas hemos pasado a materiales metamórficos típicos del Valle del Genal. Un camino desciende bruscamente a la izquierda, será el nuestro pero avanzamos un poco hasta las ruinas de un cortijo, es las Rosas Bajas, medio destruido el horno permite ver su interior, está realizado en piedra y tapizado por dentro de rocas volcánicas tipo piedra pómez, restos de las construcciones y las pilas excavadas en el suelo son otra de sus interesantes imágenes, en los cortados rocosos de enfrente vemos un curioso dibujo triangular en las rocas, es el Ojo de Dios.


Regresamos atrás para coger el camino que “giraba brusco a la izquierda” de antes, nos lleva al río Audalazar entre zarzales, agua encharcada y grandes adelfas, tras cruzarlo cogemos un bien dibujado camino que excavado en la piedra a tramos, empedrado en otros o en forma de bancales nos permite ver algunos preciosos paisajes encajonados entre el río a la derecha , las paredes rocosas a la izquierda y los bosques de encinas y castaños del Valle del Genal al fondo.  Los acebuches indican que el clima es más suave que en las montañas, el sendero se transforma en un carril, los campos se abren y las laderas se cultivan con olivos y almendros. Pasamos por el cortijo de la Vasija y la fuente del mismo nombre, la Cruz Chiquita con su pequeño Cristo y su ranura para las monedas invita a que aportemos un donativo, el carril, llamado Camino Antiguo de Ronda termina en el pueblo de Alpandeire, fin de nuestra ruta.

La ruta en pocas palabras:

Distancia Total: 18 Kms

Modalidad: A pie. En bicicleta se puede llegar bien hasta Encinas Borrachas, se puede regresar por Coto Alto y el Tajo del Abanico.

Dificultad: Entre Mediana y Alta.

Época recomendada: Cualquiera. En verano puede resultar un poco dura por el calor.

Duración estimada: Cinco horas.

Consejos Prácticos: Llevar agua, calzado cómodo y nunca nuevo.

Puntos estrella de la ruta: Puerto de Encinas Borrachas con los Dolmenes. Contactos geológicos. Paisajes. Río Audalazar. Alpandeire

La próxima ruta la haremos desde RONDA  A JUZCAR por el Almola y los Riscos de Cartajima. Regreso en autobús. Será el día 11 de noviembre, domingo.

La hora de salida y el lugar de concentración la anunciaremos unos días antes en www.laserranianatural.com.

Ruta de Ronda a Arriate por La Indiana y Los Frontones.

Andrés Rodríguez González Octubre 7th, 2012

Ruta de Ronda a Arriate por La Indiana y Los Frontones.

ARACA a través de Andrés Rodríguez Glez. ofrece esta ruta que también pueden leer en www.laserranianatural.com

Características Generales

El día 22 de setiembre 20 andadores hicimos el recorrido Ronda-Arriate-Ronda por Los Frontones. Una bonita ruta que en sólo 22 kms nos permite hacer un recorrido semicircular por los alrededores de Ronda y que muestra una gran variedad de paisajes, desde el Bosque en Galería de El Duende a zonas intensamente cultivadas como Los Frontones y los alrededores de Arriate, además de preciosos paisajes de la Meseta de Ronda. Tan solo presenta cierta dificultad en la bajada al Sijuela y el regreso desde Arriate por la cuesta arriba que permite la subida a Ronda.


Descripción

Punto de inicio es el barrio de  S. Francisco, descendemos por el ancho carril que nos conduce a Los Molinos, cuando dejamos atrás unas cuadras de caballos tomamos el camino de la izquierda, el camino se presenta encementado y desciende suavemente entre campos de cultivo que se erosionan  duramente cuando existen temporales. Pasamos por campos cultivados y viñedos, hasta que de nuevo encontramos una bifurcación de caminos y volvemos a tomar el de la izquierda que nos aleja aún más del río. El amplio carril se trasforma en un camino estrecho entre árboles que tras pasar una angarilla metálica serpentea en la ladera, por la izquierda se ve la hermosa Ermita Rupestre de la Virgen de La Cabeza, por la derecha el río que ya busca la estrechura del Duende. Algunos olivos abandonados son parasitados por Muerdago, también las encinas, coscojas y el Zumaque se dejan notar en los bordes del camino. El camino se complica en una brusca bajada hasta el arroyo de Sijuela, seguimos su cauce, siempre teniendo el agua a la izquierda, nos vamos encajonando tras cruzar el arroyo que puede presentar ciertas dificultades cuando va crecido con las lluvias. Ascendemos una estrecha meseta situada entre los encajonados cauces del Sijuela y el río Guadalevin, es la Oreja del Burro. Mirar hacia atrás y ver Ronda encaramada sobre la roca es un verdadero placer, parece un cuadro dibujado por un pintor minimalista. Llegamos al Duende.  A la izquierda encontramos un cortijo propiedad particular y junto al río llama poderosamente la atención un mausoleo realizado en estilo neoclásico, una imagen de la Virgen de Lourdes situada en una grieta rocosa dan nombre a la zona, conocida como El Lourdes o El Duende, allí existe una poza en el río donde, en otras épocas se bañaba la gente. Estamos a poco más de 3 Kms del inicio.

El río lo superamos por un puente. Subimos una debil cuesta por un amplio carril, tras pasar una angarilla que debemos dejar cerrada, parte a la derecha un camino que de seguirlo, nos llevaría a Ronda por Los Molinos o La Dehesa, nuestro camino deja al lado ese y se dirige hacia una débiles construcciones, justo cuando acaba la última, a la izquierda parte nuestro camino. Muy cerca del desvio está la carretera de Ronda a la Estación de Benaojan y el centro de reciclaje de resíduos sólidos. El camino desciende hasta la carretera que cruzamos frente a una puerta del inmediato cuartel de La Legión. Estamos a unos 5 Kms del inicio.

Poco menos de medio Kilómetro de descenso teniendo siempre la tapia del cuartel a la derecha nos deja en un puentecillo bajo las vías del tren que debemos atravesar, encontramos un camino, por la izquierda nos llevaría hasta la abandonada estación de La Indiana, seguimos por la derecha hasta la carretera de Sevilla que atravesamos con cuidado a la altura del Hotel D. Benito. Nos acercamos al antiguo puente y, justo a su comienzo buscamos un carril a la izquierda. Junto a un establecimiento hotelero aún continua en pie el viejo puente empedrado sobre el río Guadalcobacin, estamos a 6,5 Kms del inicio.

Nos situamos dando la espalda a ese viejo puente y tomamos en suave ascenso el Cordel de Ronda  a Olvera, antiguos huertos con hermosos nogales alternan con modernas casas de campo en el camino asfaltado, junto a una curva del carril, parte a la izquierda un camino de tierra con un rotulo Ermita de la Virgen de Las Lajas, el el Cordel de Olvera, por ahí ascenderíamos hasta el Puerto del Quejigal, pero no es nuestro recorrido de hoy, lo dejamos para continuar ahora llaneando por el carril asfaltado, pasamos delante de las Bodegas de Joaquín Fernández, a unos 8,8 Kms del inicio y continuamos en dirección Este por entre bien cuidados campos agrícolas donde alternan viejas casas de campo con chalet más modernos. Pasamos por un cruce señalizado con el nombre de un hotel y llegamos a otro cruce señalizado, es el Km 10 de la Ruta, a la derecha marca Ronda por donde, en caso de querer hacerlo podríamos volver, la ruta prevista nos hace continuar por un camino asfaltado hacia la izquierda que se encuentra marcado con un letrero donde indica Arriate. Poco más de quinientos metros encontramos una ermita y una antigua venta llamada Los Frontones. Poc más adelante el asfalto desaparece para dejar paso a un carril encementado que, a poco pasa a ser de tierra. Pasamos por las cercanías de la Bodega Kieninger para llegar a un pequeño pinar llamado del Marqués. Una breve parada para comer y continuamos la ruta hasta llegar a un cruce de caminos situado a los 13 Kms del inicio, desde el mismo cruce a la izquierda parten dos caminos que se dirigen hacia el Cerro de Las Salinas por una dura cuesta, nosotros giramos hacia la derecha, al cercano pueblo de Arriate situado a unos 2 kms del cruce. En la zona del río que atravesamos pueden observarse los efectos catastróficos que el temporal ha tenido en los caminos, los campos y las cercanías del río. En las afueras del pueblo de Arriate buscamos un carril que desde las cercanías de las vías del tren nos lleva hasta Ronda donde llegamos por la zona de El Cuco, recorremos hermosos campos de cultivo, casas solariegas y la poderosa Fuente de Vicario que nos permite refrescarnos en la continua subida que llevamos.


La ruta en pocas palabras: 

Distancia Total: 22 Kms

Modalidad: A pie, en bicicleta con ciertas dificultades en El Duende, también a caballo.

Dificultad: Mediana.

Época recomendada: Cualquiera. En verano puede resultar un poco dura por el calor.

Duración estimada: Cinco horas.

Consejos Prácticos: Llevar agua, calzado cómodo y nunca nuevo.

Conexión con otras rutas: Con la Virgen de la Cabeza desde El Duende. Con la Hoya de Los Molinos. Con las rutas hacia Montejaque y Benaojan por los Caminos Viejos. Con la ruta hacia el Cerro de Las Salinas. Con las rutas que pasan por el Nacimiento de La Ventilla.

LA PRÓXIMA RUTA LA HAREMOS A EL PUEBLO DE ALPANDEIRE POR EL PUERTO DE ENCINAS BORRACHAS. REGRESO EN AUTOBUS. SERÁ EL DÍA 13 DE OCTUBRE. lA HORA DE SALIDA DESDE RONDA LA ANUNCIAREMOS EN www.laserranianatural.com.

Próxima ruta de la Serranía Natural: De Ronda el Puerto de los Alamillos (Grazalema) por el Embalse de Montejaque.

Andrés Rodríguez González Febrero 26th, 2012

Próxima ruta de la Serranía Natural:
De Ronda el Puerto de los Alamillos (Grazalema) por el Embalse de Montejaque.

En colaboración con A.R.A.C.A. Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces.

Día… 04 de marzo 2012. Domingo
Hora… 8h 30 min.
Salida… Ronda. Plaza de la Dehesa. Regreso desde El Puerto de Los Alamillos en autobús de línea (sale del pueblo de Grazalema a las 16h. 15min.)
Distancias…Solo de Ida de 21 Km.
Breve descripción…Vamos por la Dehesa hasta La Indiana, desde allí por Cortijo Grande hasta el Mures, Embalse de Montejaque, Cueva de Hundidero, después tomamos el Camino de Cucadero, el río Campobuche hasta Los Alamillos.

Equipación: Zapatillas de deporte o botas cómodas, bocadillos y agua. Dinero para el autobús de regreso. Al principio de la mañana puede hacer frío.
Interés del recorrido: Unión del río Guadalevín y Guadalcobacín que dan origen al Guadiaro, Boquete del Mures con magníficas vistas sobre la Meseta de Ronda, si vamos bien de tiempo podemos descender hasta la boca de la cueva de Hundidero, la otra entrada de la cueva del Gato, camino de Cucadero, cortijo de Los Calabazares, río Campobuche y sus pequeñas presas, Alcornoque de Las Ánimas que es monumento natural andaluz y Venta de Los Alamillos, donde esperaremos el autobús de línea que nos dejará en Ronda.

La Comarca: Embalse de Montejaque

Andrés Rodríguez González Enero 6th, 2010

Comarca La Serranía de Ronda:
El Embalse de Montejaque
www.laserranianatural.com

La Serranía de Ronda fue denominada como “País de contrastes” por el geólogo Durr. Efectivamente, es muy difícil encontrar en el mundo unas diferencias de paisajes tan evidentes en una comarca tan relativamente pequeña como La Serranía.
En muy pocos metros pasamos de paisajes calizos como el Almola al incomparable Valle del Genal que alberga lo poco que queda de terrenos existentes de antes del plegamimiento alpino. De terrenos muy semejantes a los del Campo de Gibraltar como los Llanos de Libar a las extraordinarias rocas Peridotitas de la carretera de Ronda a S. Pedro, rocas éstas de las que se cree está formado el Manto de la Tierra. De climas de alta montaña como en la cima del Torrecilla a otros típicamente mediterráneos que permiten el cultivo de naranjas como en los alrededores de Gaucin, de vegetación del Terciario en los bosques de La Sauceda a los encinares de la Meseta de Ronda.
En ese juego de contrastes, en pocos días hemos pasado de un mes de noviembre con la menor precipitación de los últimos 30 años a un diciembre donde ha llovido casi tanto como lo que cae en un año hidrológico en la Serranía.

Los embalses se hacen para acumular agua y sólo en un “Pais de Constrastes” podemos encontrar un Embalse que no sirve para su función, ni ha servido nunca ya que se le escapa toda el agua que acumula, no es que “tenga alguna fisurilla”, es que se construyó encima de un tipo de rocas que se comporta como una enorme esponja por la cantidad de grietas que presenta y, claro, se le escapa rápidamente toda el agua que acumula en épocas de grandes lluvias. Es el Embalse de Montejaque o de Los Caballeros. Vamos a visitarlo.

Si tomamos la carretera que de Ronda se dirige hacia Sevilla, antes del Puerto de Montejaque y antes también de llegar al cruce de Grazalema, nada más salir de las estrechuras del Hondón, parte una carretera por la izquierda que se dirige al pueblo de Montejaque, circulamos entre alcornoques hasta llegar a un pequeño valle cultivado, abandonamos la carretera cuando encontramos a nuestra derecha un carril empedrado que, en descenso, nos deja junto a las ruinas de unas casas que fueron las oficinas de la empresa constructora del Embalse de Los Caballeros, también llamado de Montejaque. Muy cerca, al empezar rodear un cerro, se abre ante nosotros la espectacularidad del Embalse, que como por milagro, se ancla al increíble Cerro Tavizna partido en dos por la fuerza del río Gaduares.
La idea de construir una presa en la zona de Hundidero surge en los primeros años del siglo XX, unos geólogos, como Gavala y Laborde, están a favor y otros como el portugués Fleury, en contra. La empresa Sevillana de Electricidad decide emprender la dificultosa tarea, entre otras cosas para intentar controlar el agua que llegaba a los  del río Guadiaro situados aguas abajo y propiedad de la competencia. Se contrata una empresa sueca, la Sociedad Anónima Sueca de Sondeos en Diamante que comienza a preparar los proyectos. Se inician los preparativos para la obra con grandes dificultades en 1922, se trazan líneas eléctricas, se construyen carreteras, se preparan los terrenos, se contrata técnicos y obreros desde enero de 1.923; el día 12 de octubre de ese año comienza el levantamiento del muro de hormigón de la presa. Los trabajos se hacían durante 24 horas al día, 7 días a la semana en tres turnos de trabajo, de seis de la mañana a dos de la tarde, de 2 a 10 de la noche y de esa hora a seis de la mañana, las grandes dificultades del terreno y diferentes problemas laborales retrasan y encarecen la construcción. El 26 de marzo de 1.924 se termina el muro de la presa. Uno de los primeros que se construyó en España de hromigón con forma de herradura. La empresa encargado d ela obra cambio la mentalidad en la comarca, se pasó de la Edad Media a un sistema europeo del siglo XX, el establecimiento de contratos, atención sanitaria a los trabajadores, turnos de trabajos estables, control de las autoridades sobre la empresa y los derechos de los trabajadores, atención eclesiástica en los turnos de trabajo de los domingos y otros derechos antes nunca vistos en la Serranía.
El gran problema del embalse es que la roca caliza sobre la que está construido presenta gran cantidad de grietas que ocasionan la pérdida del agua almacenada a través de la Cueva del Gato, que comunica con Hundidero formando uno de los complejos Karsticos o calizos más interesantes de Andalucía.
Bien pronto se manifestó la inutilidad del embalse, se trató de tapar las fisuras con cemento y asfalto, hasta se intentó impermeabilizar el fondo del embalse con arcilla, nada se consiguió sino gastar más dinero en una obra que ya era faraónica en sus planteamientos. La solución de taponar las surgencias de agua en el interior de la Cueva de Hundidero-Gato tan solo permitieron abrir una comunicación entre ambas bocas de la cueva que se completó en septiembre de 1.929. Los intentos de impermeabilización continuaron de forma intermitente durante los años siguientes, la llegada de la Guerra Civil marca el fin de la ilusión de retener el agua en el Embalse. A pesar de ello, los naturales de la zona aún dicen que la construcción del Embalse de Montejaque fue muy positiva “por que dio muchos jornales”.

Es peligroso y no es aconsejable acercarse al muro de la presa, de hecho, por motivos de seguridad está prohibido aunque algunos traspasan la valla metálica que lo impide. Junto al inicio del aliviadero de la presa encontramos una estrecha y empinada vereda que desciende bruscamente, si decidimos bajar hasta la Cueva del Hundidero hemos de tener cuidado, aunque ha sido arreglado recientemente por parte de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía no deja de tener sus dificultades por lo empinado de la cuesta; si bajamos llegaremos al cauce siempre seco del río Gaduares, también llamado Campobuche, entre altos matorrales de adelfas  seguiremos su seco cauce hasta entrar en la Cueva de Hundidero. La enorme altura de la boca, las palomas torcaces, las rapaces en vuelo y las rocas que parecen querer desprenderse sobre nosotros nos harán sentir pequeños ante la impresionante boca de la cueva. Podemos penetrar hasta que la perdida de altura del techo y sobre todo la ausencia de luz nos lo permitan. Diversas escenas de la película “El rapto de la Sabina” se rodaron en esta espectacular cueva.
Como casi todo en La Serranía de Ronda, el embalse de Los Caballeros y la Cueva del Hundidero son únicos en el mundo. Merece la pena una visita.

A consecuencia de la publicación de esta entrada recibo un correo de  un lector llamado Paco Puya que vivío en Montejaque hace unos cincuenta años, me comenta que la chiquilleria más atrevida de Montejaque jugaba a subir desde  el pie de la presa hasta lo alto del muro a través de una escalera de peldaños de acero incrustados en el hormigon de la presa, faltan varios peldaños de esa escalera, yo pensaba que había desaparecido por efectos de la oxidación del metal pero, Paco me dice que ya en aquellos tiempos la grapera estaba deteriorada, pero no por las inclemencias del tiempo o el paso de este, sino porque debido a las penurias de aquellos años, la necesidad hacía que se dedicaran a cortar los peldaños para venderlos como chatarra y por ello había cierta distancia entre los peldaños, lo que hacía mas peligrosa la ascensión, pero las inconsciencias de la juventud superaban el miedo al abismo y auna posible caida. Gracias Paco por tu información.

También Loreto me hace llegar un comentario en el sentido de la falta de grapas en el muro, era el año 1.970 cuando junto con su hermano Manolo y su primo Fernando, descendieron desde el puente hasta la base del muro por esas grapas. Lo hicieron a pelo, sin ninguna cuerda de seguridad. Aún hoy, cuando vuelve a esa zona e cuesta creer que lo hiciéramos. Pero la juventud es audaz. Gracias Loreto.

« Prev