Archive for the tag 'coleopteros'

El Picudo Rojo llega a Ronda

Andrés Rodríguez González Octubre 14th, 2011

EL PICUDO ROJO EN RONDA

En 2008 escribí un texto sobre la invasión del Picudo Rojo o perforador de las palmeras. Terminaba mi artículo con las siguientes palabras “Sin duda el frío de Ronda mantiene a raya al Picudo, pero podríam os preguntarnos ¿Qué pasará si con el cambio climático el insecto coloniza nuestra comarca?”. El picudo cobra plena actualidad ya que actualmente puedo confirmar que ha llegado a Ronda.
Su nombre científico es  “Rhynchophorus ferrugineus”, se trata de un insecto escarabajo o coleóptero que procede del sureste asiático Asia tropical, pertenece a la familia de los curculiónidos (popularmente gorgojos). Muchos de ellos son conocidos de los agricultores al ser parásitos de diversas plantas.
Las palmeras afectadas por este insecto, suelen ser la palmera datilera, la palmera canaria, el cocotero y la palmera de Guinea.

La plaga apareció por vez primera en Europa en 1993, en Almuñecar. Tanto aquella vez como las posteriores introducciones en diversos puntos de Andalucía, Murcia y Valencia, ha llegado a través de palmeras infectadas procedentes de Egipto y otros países del norte de África. En el 2005 esta plaga se detectó en el famoso Palmeral de Elche, considerado el mayor palmeral de Europa.
Los picudos son de color rojizo y miden entre dos y cinco centímetros. Su ciclo de vida es el siguiente: Tras la fecundación, la hembra adulta es capaz de depositar entre 300 y 500 huevos de forma aislada, a través de orificios producidos por ellas mismas en la búsqueda de alimento o bien aprovechando las hendiduras o heridas de la propia palmera. Estos gorgojos son sensibles a ciertas sustancias que desprenden las palmeras como resultado de heridas o podas sin tratar, por lo que no les resulta muy difícil encontrar nuevos hospedadores. La puesta se produce en los tallos terminales de la planta y en el tejido blando de la bases de las hojas. Las larvas nacen de huevos, recién nacidas son de color amarillo blanquecino, con el cuerpo dividido en segmentos, sin patas, presentan una especie de cabeza de cierta dureza de color pardo. Tienen unas potentes mandíbulas horizontales, con las que excavan galerías desde las axilas de las hojas hasta la corona central de la palmera donde se alimentan con voracidad. Estos insectos permanecen en el estadio de larva cerca de cien días pero es variable dependiendo de la temperatura. Durante el transcurso de este periodo, las larvas experimentan un gran crecimiento, pasan de medir apenas 2 milímetros a los 5 centímetros. La tonalidad del cuerpo también cambia un poco, pasa de tener un color blanquecino brillante a un blanco amarillento opaco. Una vez completado el desarrollo larvario, construyen un capullo con fibras extraídas de las galerías de la palmera, en cuyo interior sufren una Metamorfosis muy completa y pasan al siguiente estadio. Los capullos tienen una longitud de 4 a 6 cm y se localizan en la base de los árboles. Después se convierten en Insecto Adulto.  Este proceso puede tardar de menos de una semana a varias semanas, dependiendo de las condiciones medioambientales.
La vida media de este coleóptero, en el estadio adulto, oscila entre 45 y 90 días, dependiendo de las condiciones de su entorno como climatología y alimentación. Desde que eclosiona del huevo hasta su muerte tiene una vida media de entre 130 y 200 días. El picudo rojo, completa su ciclo biológico dentro del mismo hospedador, sin necesidad de cambiar de palmera hasta que esta ha sido destruida en su totalidad, es decir, hasta que el animal se queda sin alimento suficiente para las nuevas crías o para el crecimiento del individuo. El insecto adulto manifiesta actividad diurna; entonces cuando sale en busca de nuevos ejemplares de palmera para infectarlas y depositar los huevos de las nuevas generaciones. En el plazo de un año este escarabajo es capaz de completar hasta 3 ciclos biológicos.

El insecto adulto se desplaza caminando y volando, siendo capaz de alcanzar largas distancias. Los cálculos en España son que la plaga puede avanzar en un año unos 50 Kms. No obstante, permanecerá en la palmera inicialmente atacada si todavía dispone de material vegetal para su alimentación. En caso contrario, y atraídos por los olores que desprenden las palmeras con heridas, colonizarán ejemplares no infectados por otros. De esta manera comenzara un nuevo ciclo biológico.
Desde que llegó esta plaga a España y las comunidades andaluza, catalana y valenciana están poniendo interés en estudiar soluciones para el problema, pero las pruebas de efectividad de los remedios se alargan mucho y aún no se ha encontrado una solución definitiva. Se han probado diversos modos de atacar al insecto desde insecticidas hasta la lucha biológica a base de parásitos contra el picudo rojo. Actualmente, siguiendo un protocolo adecuado y la unión de varios métodos, se logra reducir y recuperar por completo las palmeras afectadas, que no tengan la yema de crecimiento cortada por la larva. Con tratamientos son largos y constantes, a base de aplicaciones de productos químicos en el penacho de hojas y aplicaciones foliares tipo ducha, se obtienen muy buenos resultados. También se están desarrollando sensores de tipo acústico que permitan la detección de las larvas del escarabajo en el interior de las palmeras con el objetivo de determinar las que están infestadas aunque no manifiesten síntomas externos. Asimismo, se experimenta con nematodos (unos gusanos parásitos) que son patógenos de insectos para erradicar la plaga mediante control biológico. A través de este tratamiento se consigue un menor impacto ambiental y menos residuos que la aplicación de otros químicos. En laboratorio se ha comprobado que algunas especies de estos nematodos presentan una eficacia del 100% en el control de los estadios inmaduros (larvas y pupas). Asimismo, cuando se ha evaluado la eficacia de estos organismos biológicos en condiciones de planta de vivero se han encontrado muy buenos resultados en el control de la plaga.

El Picudo Rojo de las palmeras es la plaga más dañina actualmente en las palmeras españolas y de todo el mundo. La importación de palmeras de otros países sin una adecuada inspección ni control fitosanitario, parece ser el origen de la introducción de la especie. En la actualidad el problema se ha visto agravado como consecuencia de la importación masiva de palmeras infectadas, para su utilización como planta ornamental tanto en vías urbanas como nuevas urbanizaciones en todo el litoral Mediterráneo, Canarias y Andalucía.

En primer lugar de Andalucía donde se detectó fue la zona del litoral almeriense, pero el problema se ha ido extendiendo hacia el interior de Andalucía, primero en la provincia de Granada y después en Sevilla. En el año 2008 aún no había invadido el interior de la provincia de Málaga, pero al año siguiente ya apareció el picudo en Benalauria, se realizó un tratamiento que no se completó por cuestiones económicas y hace unos días tuvimos la primera noticia de la presencia de Picudo Rojo en una urbanización cercana a Ronda, lo que fue un rumor se ha confirmado. Esta vez ha sido un otoño de elevadas temperaturas lo que ha favorecido la extensión de esta plaga.
Si se detecta cualquier sonido que indique que en el interior de una palmera puede haber picudo o cualquier síntoma en una palmera que nos indique la presencia del insecto, se debe avisar de inmediato a la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ronda.

« Prev