Archive for the tag 'Árbol del Amor'

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: ÁRBOL DEL AMOR.

Andrés Rodríguez González Abril 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ÁRBOL DEL AMOR, ÁRBOL DE JUDEA, ÁRBOL DE JUDAS, ALGARROBO LOCO
Cercis siliquastrum

Árbol de la familia Cesalpináceas. Oriundo del Mediterráneo oriental (Persia), fue introducido por los cruzados desde Israel al sur de Francia, aproximadamente en el año 1200. Después se difundió por todo el centro y sur de Europa. En España se ha encontrado asilvestrado en varios puntos de Valencia y Andalucía, aunque lo normal es verlo cultivado en jardines.
Es caducifolio, de forma irregular, que alcanza de 5 a 10m. de altura. Ramas de corteza lisa. En las más jóvenes toma una coloración rojiza. Es de forma bastante irregular, generalmente retorcido, corteza rugosa, de color pardo oscuro, casi negra en los ejemplares viejos.
Sus hojas son simples, de forma reniforme (acorazonada), que crecen alternativamente en las ramillas. Estípulas pequeñas, fácilmente caedizas. El periodo de foliación abarca desde el principio de primavera al principio del otoño.
Produce flores muy precoces, aparecen antes que las hojas y en gran cantidad, de color rosa. Aparecen agrupadas en ramillos sobre las ramas o a veces sobre el mismo tronco, tienen la forma amariposada típica de esta familia. Una vez secas permanecen en el árbol largo tiempo. Son hermafroditas, dotadas de estambres y pistilos. Florece en Abril o Mayo.
En forma legumbre colgante y aplastada, de 6-10 cm. de largo, color pardo rojiza, en su interior poseen de 10 a 14 semillas negruzcas. Maduran en otoño, permaneciendo durante el invierno en el árbol.
Alcanza su máximo desarrollo entre los 15 y 25 años. Es bastante indiferente respecto al suelo pero no gusta de heladas prolongadas. Resiste bien la sequía y el frío, así como la contaminación atmosférica de la ciudad. Necesita sol. Para su buen crecimiento necesita de poda. Se reproduce mediante semillas o por retoños basales; en este caso hay que transplantarlos pronto, pues no agarran cuando tienen cierta edad. Suelen florecer a partir del tercer año.
El nombre científico de este árbol deriva del griego “Cercis” (navecilla), aludiendo probablemente a la forma del fruto y de la flor; “siliquastrum” está formado por la voz latina “silique” (algarrobo) y el sufijo “astrum” (parecido imperfecto). El nombre castellano de “árbol del amor” se debe al color rosa de sus flores y a la forma acorazonada de sus hojas. También se le conoce como “árbol de Judea o de Judas” por su origen. Según cuenta la leyenda Judas Iscariote se suicidó ahorcándose en uno de ellos.

Su madera no es de buena calidad, pues se tuerce con facilidad y se descompone pronto a la interperie. Los frutos se utilizaron en medicina popular como astringentes. En algunos sitios se comen las flores tiernas en ensaladas y se escabechan en vinagre, sin embargo el principal uso de este árbol es el ornamental, debido a sus abundantísimas flores en primavera y a su bonito follaje, siempre en buen estado por no sufrir ataque de insectos.
Bibliografía
http://www.zoobotanicojerez.com

Árbol del Amor

Andrés Rodríguez González Junio 12th, 2008

Árbol del amor, Cercis, Árbol de Judas, Arbol de Judea, Algarrobo loco.
Nombre científico o latino: Cercis siliquastrum L. Familia Leguminosas.
Es un árbol no muy grande, de hasta 10 metros de altura, las hojas, caducas, son verdes con forma acorazonada; muy característico es que se llena de pequeñas y hermosas flores rosas antes de que le salgan las nuevas hojas en primavera. Son hermafroditas, tienen estambres y pistilos. Las flores tiernas son consumidas en algunos lugares en ensaladas y también los brotes de las flores se comen en escabeche con vinagre. Los frutos son legumbres con largas vainas que permanecen durante el invierno. Se han empleado en medicina popular como astringente.
Su origen es el Sur de Europa y Asia Occidental. El nombre científico de este árbol deriva del griego “Cercis” (navecilla), aludiendo probablemente a la forma del fruto y de la flor; “siliquastrum” está formado por la voz latina “silique” (algarrobo) y el sufijo “astrum” (parecido). El nombre castellano de “árbol del amor” se debe al color rosa de sus flores y a la forma acorazonada de sus hojas. También se le conoce como “árbol de Judas” porque según cuenta la leyenda, Judas Iscariote se suicidó ahorcándose en uno.
Es un árbol muy usado en jardines y paseos por su sombra y floración. Existe una variedad de flores blancas muy interesante, la variedad “Alba”. Donde mejor se desarrolla es en suelos calizos, profundos y muy bien drenados, por ello es perfecto para jardines de la Comarca Serranía de Ronda. Necesita posiciones bien soleadas. Su madera no es de buena calidad, pues se tuerce con facilidad y se descompone pronto a la intemperie. No es conveniente transplantarlo, se puede perder con facilidad. Se debe plantar en su sitio definitivo lo antes posible. Lo ideal es en primavera, antes de que broten las yemas.


Aunque soporta bajas temperaturas, hasta diez grados bajo cero, pero prefiere el clima cálido y mucha luz. Resiste bien la sequía. Al envejecer su tronco se ahueca y es objetivo de muchas enfermedades que pueden matar el árbol. El viento puede partir los tallos, facilitando así la pudrición del árbol. Las ramas en mal estado son propensas a infecciones de hongos. Las ramas y troncos afectados por rotura o enfermedad se eliminan al final del verano. El Cercis tolera bien la poda, con ella se le da una forma armoniosa, se adapta bien a la forma de pequeño arbusto, los ejemplares viejos no necesitan poda, a veces se elimina la madera vieja o enferma y se renueva el árbol con una poda radical, pero esto solo se debe hacer muy de tarde en tarde. Son árboles muy sensibles a las enfermedades y pulgones. Se puede propagar por semillas, pero es difícil ya que necesita un tratamiento. Más fácil es por estacas de madera joven que enraízan fácilmente protegidas si se toman en primavera. También se usa con éxito el acodo.
Existen hermosos ejemplares en la Alameda de Ronda.